Soy una microempresa, ¿qué hago en las redes?

0
Compartir

Soy una microempresa, ¿qué hago en las redes?

Alrededor del 40 por ciento de la microempresas españolas, aquellas que cuentan con menos de 10 empleados, cuentan ya con perfiles activos en algunas de las redes sociales más populares. Facebook, Twitter, LinkedIn o Google+ ya no es territorio ignoto para una buena parte de la parte más numerosa del tejido empresarial de nuestro país.

Aún así, la cifra, que aparecía en un estudio del año pasado elaborado por la Fundación Telefónica en colaboración con Red.es, aún deja un enorme margen (más de la mitad del total) para que los pequeños empresarios encuentren en las redes sociales una plataforma desde la que vender más y mejor sus productos y servicios.

Seguramente muchas de las microempresas que se pasan a diario por Facebook (la preferida para ellas y la única que utiliza un tercio de las que poseen perfiles en alguna red social) han descubierto los beneficios que, bien empleadas, pueden procurarles.

Aunque a estas alturas rercordar las ventajas de estar presentes en las redes puede sonar a película sabida, lo cierto es que es aún mayoritaria la proporción de microempresas que no lo está. Y, aunque las razones para que así sea puden ser poderosísimas, nosotros repasamos algunos de los beneficios (solo algunos) que existen para el caso de que quieran reconsiderar su posición.

Sin entrar en profundidad, aquí van algunos:

Aumenta la visibilidad de la empres, que pasa a tener una audiencia potencial a la que dirigirse casi ilimitada. La posibilidad de hacer campañas segmentadas con un coste muy reducido es una de las ventajas que cada vez convence a más gente.

Permite prestar un servicio de mayor calidad al cliente. El contacto con ellos es inmediato y la resolución de cualquier tipo de incidencia puede reducirse de forma drástica. Así, la percepción de los consumidores hacia la empresa mejora de forma sustancial.

Favorece el espíritu de equipo de los empleados, que se sienten partícipes de un un proyecto común.

-La virtualización de las empresas en el plano de las redes sociales desemboca, paradójicamente, en una percepción más real de ellas por parte de los clientes, que son conscientes de su existencia gracias a estas herramientas.

Related Posts

Publicar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *