La adicción a Internet, a examen en nuestros ‘im-perdibles’

Adicción a Internet
0
Compartir

La adicción a Internet, a examen en nuestros ‘im-perdibles’

Cualquier persona ha oído la expresión ‘adicción a Internet’. Y si esa persona tiene cierta edad e hijos jóvenes, casi con toda seguridad dará un respingo cada vez que escucha o lee sobre ello. Por dos motivos: porque ‘adicción’ está plagado de connotaciones negativas, salvo que se sea adicto a hacer deporte o a leer, y porque se supone que son los públicos más jóvenes los que más utilizan los servicios de la ‘Interconected Networks’.

Pero, ¿existe realmente tal adicción?

Así podría deducirse de los resultados del informe ‘El bienestar de los estudiantes: resultados de PISA 2015′, de la OCDE, que se ha presentado la semana pasada (abril de 2017), y en el que se afirma que el 69 por ciento de los alumnos españoles de 15 años se siente realmente mal si no se conecta a Internet. Las informaciones al respecto, eso sí, evitan el término ‘adicción’ y hablan de ‘usuarios extremos’.

Alguien que estaría de acuerdo con ese uso es Enrique Dans, que directamente niega que tal adicción exista en su post Sobre la ‘adicción a Internet’. De hecho, los estudios científicos al respecto que enlaza parecen no dejar lugar a dudas. Un argumento importante es el hecho de que ‘Internet’ es un medio para hacer otras cosas, como consultar información, jugar, relacionarse con otras personas… Por lo tanto, a lo que podría estar enganchado un internauta es a alguna de esas actividades, pero no a Internet como tal.

Precisamente esa justificación, pero a la inversa, es la que esgrimen quienes defienden su existencia. “El problema surge cuando lo que debería ser un medio o un instrumento (Internet, teléfono móvil) se transforma en objetivo en sí mismo”, afirma el artículo La adicción a Internet, de Salvador Pertusa Martínez.

Pertusa Martínez, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, vierte algunas afirmaciones de este texto que pondrían los pelos de punta a los especialistas en tecnología e Internet. Por ejemplo, cuando habla de las diferentes formas de adicción y cita a los hackers, a los que directamente identifica como ‘piratas informáticos’, ‘grupo marginal’, ‘tribu’, ‘autodidactas…’:

“Otro grupo estaría integrado por los llamados ‘hackers’ o piratas informáticos, catalogados como una tribu moderna o grupo marginal. Estas personas, generalmente jóvenes con grandes conocimientos informáticos, a menudo autodidactas, han creado nuevos rituales, nuevos lenguajes y ritmos especiales que inducen a la adicción”.

Solo por aclarar terminología, os dejamos aquí un vídeo del que es, probablemente, el hacker más conocido de España, Chema Alonso, ingeniero y académico, respetado y admirado fuera y dentro de su campo de trabajo y estudio, que explica en esta charla qué es y qué no es un hacker:

Pero no nos vayamos del tema. Donde se toman muy en serio la adicción a Internet es en China, el país con más internautas de todo el mundo. En julio de 2016 eran 632 millones, según reza el reportaje de El País Adictos a Internet. Os dejamos, como información preliminar, los dos subtítulos del texto: ‘Entramos en un cuartel de disciplina militar anti-Red para adolescentes chinos’ y ‘Una terapia de choque recetada por el Ejército Popular’.

Para terminar, solo un pequeño apunte: cualquier tecnología, cualquiera, incluidos los periódicos de papel o los libros, ejercen una primera etapa de fascinación cuando el usuario los descubre o empiezan a circular, un segundo momento de cierto desdén y una tercera fase de normalización. No perdamos de vista que las TIC, aunque cada vez son menos nuevas, están aún en los albores de lo que se prevé como la tercera gran revolución de la Humanidad.

Adicción a Internet

Related Posts

Publicar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *