redlato relato participativo feria libro valladolid

Telefónica, Samsung y Mundo Reader han coincidido en que los usuarios desean acceso a los contenidos en la primera mesa de la II jornada de e-book Culturatic-Feria del Libro de Valladolid 44 Encuentro en Castilla y León

Tras unas pinceladas de Óscar Mena, director gerente de Culturatic, sobre la situación de las tabletas y los lectores de libros electrónicos en España, los componentes de la primera mesa de la Jornada de e-books ‘¿Un futuro sin papel?’ han ...

0
0
CompartirMás

II Redlato: capítulo 9

La inocente Isabel se había pasado días enteros completando el árbol genealógico de nuestra familia y había logrado recopilar documentación que podía aportar luz a la investigación que yo mismo había puesto en marcha. En ese mismo momento me bajé ...

0
0
CompartirMás

Redlato II: capítulo 8

Arturo Blanco desdobló el papelillo que le había entregado Proaza. El galeno no parecía reparar en ‘gastos’. Al licenciado, hombre hábil en los negocios, no se le escapó la excelente idea del portugués: llevar pequeños documentos con su nombre y ...

0
0
CompartirMás

II Redlato: capítulo 7

“¿Y cómo va a hacerlo? ¿Conoce a alguna madre que quiera desprenderse de su hijo? “Puedo ayudarle a aliviar su dolor pero no puedo hacer lo mismo con su curiosidad”— Contestó Proaza. “Ahora toca descansar. Después de la suerte que ...

0
0
CompartirMás

II Redlato: capítulo 6

La determinación estalló en el corazón de Catalina. Su primera sonrisa en dos semanas tenía un matiz inquietante, se diría que incluso feroz e inhumano, por la frialdad de sus ojos. Era el punto álgido en la sucesión de sentimientos ...

0
0
CompartirMás

II Redlato: capítulo 5

Aquella certeza de Catalina parecía una invitación personal. Una pelota en mi tejado. Esa sensación fue en aumento durante las dos semanas siguientes, en las que las dos mujeres no volvieron a hacer su aparición. A medida que relataba su ...

0
0
CompartirMás

II Redlato: capítulo 4

Recostado estaba Guzmán, insomne, cuando la puerta de la celda se abrió y un cuerpo fue lanzado al interior como un guiñapo, cayendo sobre su costado. – ¡Maldito portugués! – espetó el recién llegado- Si no fuese por sus influencias con ...

0
0
CompartirMás