Cuando mueren las redes

0
Compartir

Cuando mueren las redes

Cuando de malas noticias se trata, nunca faltan agoreros que intentan adelantarse a la noticia. En el caso del fin de las redes sociales, no faltan voces que anuncian a bombo y platillo su colapso desde hace años. Y, aunque la realidad se imponga e Instagram o Twitter sigan ganando seguidores o manteniendo el tipo pese a todo, de vez en cuando aciertan y algunas terminan definitivamente sus días.

Este principio de año está siendo especialmente luctuoso para algunas redes sociales de las que casi no nos acordábamos pero que en su momento contaban con la adhesión incondicional de millones de usuarios. La primera en anunciar su cierre a comienzos de enero ha sido Fotolog, que llegó a reunir a más de 30 millones de seguidores hace una década. Esta red de blogs de fotografías, que almacena alrededor de 200 millones de imágenes, era ya casi una reliquia en el mundo de las redes sociales, pero quienes la utilizaron con fervor no han podido evitar la nostalgia cuando se ha anunciado su inminente y definitivo final. Sus responsables, en cualquier caso, no han querido que el cierre sea traumático y por esa razón han dado un plazo de tres semanas para que quien lo desee pueda acceder por última vez y recupere las fotografías que subió en su momento.

Algo parecido sucederá con Tuenti, la red social nacida en España y enfocada a un público adolescente que marcó la vida digital de una generación de internautas. La gente, claro, crece, y la fórmula mágica termina por agotarse. La mayoría de sus 20 millones de usuarios hacía tiempo que habían dejado de pasarse por esta red para terminar cayendo en Twitter, Instagram o Facebook. Por eso, la noticia de hace unos días que anunciaba su final, matizada después por los propios dirigentes de Tuenti, venía a confirmar lo que ya todo el mundo daba por supuesto: que el futuro de Tuenti, volcada ahora en su faceta de operadora de telefonía móvil, no pasa por las redes sociales.
Existen también casos curiosos de resistencia a la muerte que no dejan de sorprender. MySpace, red social de tintes musicales, vivió su época dorada a mediados de la pasada década. En 2005, News Corporation adquirió la compañía por cerca de 600 millones de dólares, y en los dos años siguientes fue la red más popular del mundo, hasta que fue superada por Facebook. En 2011 ss propietarios se desprendieron de ella por apenas 35 millones, y su fin parecía cercano. Por eso, noticias como las que leíamos hace unos meses que hablan de su crecimiento y de un nuevo impulso de su negocio llaman la atención.

Y ahora, ¿cuándo le tocará el turno a Twitter, a Pinterest o a Facebook? ¿Son sus 1500 millones de usuarios una garantía sólida de supervivencia a largo plazo?

Related Posts

Publicar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *