eSports: una ola que no deja de crecer

0
Compartir

eSports: una ola que no deja de crecer

Lo que hace unos años podía parecernos una excentricidad propia del continente asiático (solo en Japón o en Corea del Sur se entendería algo así, veníamos a pensar) se ha convertido en un escaso margen de tiempo en un negocio con ramificaciones por todo el planeta y millones de seguidores que lo convierten en objeto de deseo para marcas y publicistas. Hablamos de los eSports, juegos electrónicos que cuentan con sus propias ligas en las que participan verdaderos especialistas en todo tipo de videojuegos, legiones de seguidores que vibran con ellos igual que lo hacen con sus equipos aficionados de cualquier otro deporte y una infraestructura cada vez mayor. El espectáculo de ver las evoluciones digitales de un grupo de chavales, enfrentados en un partido de fútbol o en un combate a muerte con criaturas sobrenaturales, ha enganchado a un público entusiasta. Y no solo en Asia, claro.

Basta con fijarnos en algunas de las noticias relacionadas con estos deportes del siglo XXI para entender (o intentarlo, al menos), lo que ahora mismo significan. Estados Unidos, en concreto la ciudad de Los Ángeles, acogerá este año las finales del campeonato del mundo de League of Legends, uno de los deportes electrónicos más seguidos y practicados en el planeta. El Staples Center de la ciudad reunirá a cerca de 20.000 espectadores en una cita que no tiene nada que envidiar a una final de la NBA, por ejemplo.

También tenemos el interés de grandes clubes deportivos en abrir una nueva vía en sus actividades tradicionales y fichar para su marca a equipos que compiten en estas ligas digitales. ¿Una sección electrónica del Manchester United? Hay quien asegura que esa es su intención.

Y, aunque no se trate todavía más que de proyectos, rumores y brindis al sol, comienza a verse en ellos posibilidades de convertirlos en trasuntos de los Juegos Olímpicos, en citas globales capaces de aprovechar más su potencial y dotarlos de un prestigio que vaya más allá del que ya puede tener entre sus seguidores. La ola va a más, y las previsiones sitúan a los eSports por encima de otros mucho más asentados con décadas de tradición.

Related Posts

Publicar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *