¿Cómo se escribe en chino una URL?

0
Compartir

¿Cómo se escribe en chino una URL?

¿Cómo son las URL en chino o en árabe? ¿Te lo has preguntado alguna vez? La respuesta es simple: no existen. O no existen del todo. Es decir, el nombre del dominio no aparece nunca en grafías que no sean latinas, aunque sí pueden aparecer en otros alfabetos otros fragmentos de la cadena. Para ilustrar esto que acabamos de decir, vamos a contarte cómo funcionan las URL en China.

Como decíamos hace un momento, el problema de las URL es que están diseñadas para estar escritas en alfabeto latino. Ante la falta de grafías para escribir sus nombres de dominio, en China decidieron  crear un sistema de numeración en el que las cifras suenen a sílabas o palabras parecidas. El inglés les resulta complejo y agotador (mira, como a los españoles).

Un informático  de la Universidad de Minnesota, autor de una investigación sobre el Internet en China, cuenta para HojadeRouter.com que solo se recurre a la utilización de números  cuando  las cifras tiene un significado concreto, o en el caso de que los usuarios conozcan de antemano el significado de los dígitos.

Este sistema, denominado Pinyin, lo primero que hace es traducir los caracteres de su idioma al inglés. En ocasiones asigna números que se pronuncian de manera parecida a la palabra china a la que quieren aludir para recordar esas URL sin hacer alusión a palabras inglesas que tanto les cuesta memorizar.

En eldiario.es preguntaron a la profesora Quiaonan, que lo explica con un ejemplo: el número 5  en chino le lee como “wu” que a la vez se pronuncia parecido a la palabra china para “yo”. Los chinos, mediante este sistema, se han acostumbrado a relacionar sonidos, y en consecuencia las letras con números.

Tanto es así, que los jóvenes lo han extrapolado a las redes sociales como un sistema de signos que sustituye a las palabras. Eso sí, las connotaciones no son las mismas: si de verdad quieren ratificar una afirmación (“te quiero”), primero podrán decírselo a la persona amada con números (520), pero para hacerlo realmente oficial tendrá que expresarlo con palabras.

¿Pero qué ocurre con páginas heredadas de Occidente? Pongamos por caso una web conocida por la mayoría de los cibernautas, Infojobs. ¿Podrías descifrar cuál es la combinación china de números y letras para su URL? Muy fácil: la pronunciación de  5 es similar al pronombre “yo”, la pronunciación del  1 es similar a la pronunciación “quiero”, y “job”  significa trabajo en inglés (esa sí es fácil de recordar).

Ministerio-Ferrocarril-billetes-Foto-www12306cn_EDIIMA20140628_0257_13

Algunas conclusiones son un poco inquietantes. ¿Qué ocurre con todo aquello que no tenga traducción al  inglés y no pueda asimilarse a una pronunciación numérica? ¿No tendría cabida en la Red para los chinos?

Este es un escollo que ya han solucionado en el mundo árabe con el alfabeto arábigo o “alifato”, utilizado en lenguajes como el árabe, el persa y el urdu. Éstos utilizan el alfabeto occidental y el idioma inglés para traducir sus palabras solo en las URL que te direccionen a la página de inicio de un sitio web (es decir, en el nombre de dominio como tal). Pero si pinchas en sus secciones o categorías, la URL continúa en alfabeto árabe.

¿Qué ocurre si un occidental sin ese alfabeto en su teclado copia y pega esa URL? ¿Deja de funcionar? Nosotros hemos hecho el experimento. A través de una página árabe accedimos a una de sus categorías,  y al copiar el enlace y pegarlo en una red social como Facebook la URL pasa de ser árabe a una serie de números y signos. A pesar de este cambio puedes, acceder perfectamente a la página y sección seleccionadas con la URL: el link no se rompe.

 

Related Posts

Publicar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *