Black Mirror, serie ‘im-perdible’ para empezar noviembre

0
Compartir

Black Mirror, serie ‘im-perdible’ para empezar noviembre

Comenzamos los primeros ‘im-perdibles’ de este mes de noviembre con un artículo que hemos leído en Marketing Directo en el que se apuntan cinco claves que marcan la nueva publicidad que nos rodea en la actualidad. En un escenario que poco tiene que ver con el que teníamos hace veinte, quince o incluso cinco años, no parece lógico que las estrategias publicitarias mantengan parámetros y fórmulas de entonces. ¿Qué hacer entonces? En este texto, unas ideas.

Para quienes utilizamos Twitter a diario (o casi), muchos de los datos que hemos encontrado en esta web no nos son desconocidos, pero merece la pena acercarse al interior de una red social que, pese a no ser la más utilizada en el mundo, genera titulares de prensa constantemente. 140 caracteres tienen mucho peligro en ocasiones. Que se lo digan a nuestros políticos.

Hace unos días nos enterábamos de que Twitter, precisamente, anunciaba la inminente desaparición de Vine, aplicación que hace solo un par de años presentaba unos índices de popularidad y de crecimiento excepcionales pero que ha sido víctima de su propio éxito. Los seis segundos de vídeo que permitía Vine encontraron su hueco pero los usuarios ya les han dado la espalda. Sus creadores, de todos modos, ya anuncian su nuevo proyecto. ¿Sabéis en qué consiste? 

Un buen plan para el fin de semana siempre es sumergirse en una buena serie. Desde hace un par de semanas podemos ver la tercera temporada de Black Mirror, donde las nuevas tecnologías son la puerta de acceso a nuestras peores pesadillas. Con esta excusa, en Hipertextual pasan revista a la serie creada por Charlie Brooker que ha dejado ya algunas historias icónicas de la ficción audiovisual de los últimos tiempos.

En esta última temporada, por cierto, los trolls tecnológicos son los protagonistas en uno de los episodios más oscuros y agobiantes de toda la serie. En este artículo de Puro Marketing hablan de estos reventadores casi profesionales desde un punto de vista no tan endemoniado como el del capítulo de Black Mirror pero sí desde su capacidad para influir en la estrategia de marketing de las marcas.

 

 

Related Posts

Un comentario

  • Max
    4 noviembre, 2016

    Muchas gracias por la mención! Un abrazo 🙂