La tecnología trabaja con el lenguaje de signos

0
Compartir

La tecnología trabaja con el lenguaje de signos

Día a día la tecnología nos sorprende con descubrimientos que hace la vida más sencilla a personas con alguna discapacidad. Una estudiante saudí ha ido un paso más adelante con la creación de un nuevo dispositivo que reconoce el lenguaje de signos y es capaz de traducirlo a un texto escrito y hablado.

Cuando comenzó con esta idea y tuvo su primer modelo realizado, ganó un Premio de Innovación y Emprendimiento en Reino Unido. Hadeel Ayoub, que así se llama la creadora del dispositivo,  ha confesado  que su intención era “eliminar las barreras entre las personas que tienen una discapacidad auditiva”.

El trasfondo de esta creación tiene un valor sentimental. Su sobrina, que sufre autismo, sólo se puede comunicar a través del lenguaje de signos y esto le llevo a reflexionar sobre cómo podría mantener una conversación con una persona que no entiende ese lenguaje.

Es curioso ver como hoy en día la comunicación entre personas es más fácil que nunca, ya que a través de las redes sociales el trato de unos a otros se ha potenciado. Pero no debemos olvidarnos que no para todos es así. El lenguaje de signos es algo que sólo unos pocos saben y necesitan en su día a día. Algo tan simple como un gesto, es para muchos un medio con el que comunicarse.

La intención de Hadeel es que si el guante se oferta en el mercado de masas, los usuarios con discapacidad no tengan que pagar por ello, ya que este mecanismo les va a resultar vital en más de una ocasión.

Su propósito de futuro es introducir esta forma de comunicación en los Smartphone o tableta que recibirán los datos que emita el guante por vía Wi-fi. SingLaungeGlove, que es el nombre que recibe este dispositivo, ya ha despertado el interés de tres grandes compañías que están interesadas en este proyecto para producirle a gran escala, además de ayudar a su creadora a perfeccionar el invento.

SingLaungeGlove, no es el único dispositivo inventado. Este verano en México, investigadores del Instituto Politécnico Nacional desarrollaron un guante similar. Ahora el problema está en la lucha por patentar este guante que saldrá al mercado con un coste de 385 dólares aproximadamente.

Related Posts

Publicar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *