Página web, blog y la (a veces) difusa frontera entre ambas plataformas

0
Compartir

Página web, blog y la (a veces) difusa frontera entre ambas plataformas

La imagen mental que tenemos de un blog se asemeja las más de las veces a la de una especie de diario electrónico en el que las entradas se muestran por orden inverso a su publicación. Sí, habitualmente las últimas son las primeras también en el reino de los blogs.

Esta estructura presenta un grave inconveniente respecto a cómo muestran las actualizaciones los sitios de noticias tipo periódicos digitales, en los que el editor de la web tiene la capacidad de elegir dónde va cada noticia (posición y columna) y, por tanto, determinar qué informaciones son más relevantes en función de criterios que no son únicamente el temporal. Lo último que se ha subido no tiene por qué ser lo más importante y, con ello, no tiene por qué aparecer en primer lugar.

Esta cuestión suele marcar la diferencia entre blog y página web. Al menos, cuando hablamos de publicar noticias. Por supuesto, existen webs corporativas absolutamente rígidas (quiénes somos, dónde estamos, qué hacemos…), sin servicio de noticias, que difícilmente se pueden vehiculizar a través de un blog. No tendría mucho sentido hacerlo.

Pero cuando nos enfrentamos a un sitio que actualiza información de forma más o menos constante, ¿dónde está la diferencia entre página web y web blog? Técnicamente, en ningún sitio: de hecho, ambos son páginas web. Espacios de la Red de Redes que funcionan bajo el protocolo http. No son servicios de Internet distintos.

La principal diferencia está en su ‘construcción’. Una página web se hace de cero. Un blog tiene, de partida, la estructura interna para administrar los contenidos. Al menos en servicios como WordPress o Blogger, dispuestos para que los ciudadanos tengan un punto de apoyo inicial, porque es evidente que un blog también se puede ‘hacer de cero’. A partir de uno de estos servicios, se puede elegir desde una sencilla plantilla gratuita a una maquetación completamente personalizada.

Preguntas espinosas

  1. 1.     ¿Es posible tener una página web que sea un blog?

Un blog es una página web, y que tome forma de cuaderno de bitácora o que tome forma de web corporativa es una cuestión de diseño. 

  1. 2.     ¿Por qué, entonces, hay gente que se hace páginas web de cero?

Porque la estructura interna de actualización que imponen las distintas plataformas de blog puede quedarse corta para las necesidades de determinadas webs o no ser adecuada. 

  1. 3.     ¿Qué ventajas tiene, por tanto, un blog como punto de partida para una página web?

Fundamentalmente dos. Por un lado, ahorro de costes, puesto que se ahorra tiempo (y, por tanto, dinero) en el desarrollo de todo un back end dedicado a la administración de la web. Por otro, de posicionamiento en los buscadores, ya que un blog no parte de cero. Blogger, por ejemplo, es de Google. WordPress no, pero su construcción, su arquitectura, está dirigida a dejarse querer por el algoritmo de Google, y al motor de búsqueda le resulta tremendamente fácil indexar este tipo de webs.

  1. 4.     ¿Qué diferencia hay entre plataformas para crear un blog que tome aspecto de página y una plataforma que te permita crearte tú mismo directamente una página?

Estas últimas funcionan con elementos prediseñados. Ofrecen más libertad a la hora de combinar esos elementos o cambiarlos de color, pero son menos versátiles para personalizar según que partes de la web añadiendo código propio.

  1. 5.     ¿Qué elegir?
  • Si tienes que solucionar necesidades complejas de gestión de los contenidos, una página web como tradicionalmente la entendemos.
  • Si no tienes ninguna necesidad de gestión de contenidos (son corporativos y son siempre los mismos), una página web de autoconstrucción.
  • Si quieres actualizar constantemente tu web con información relevante, pero sin una estructura demasiado compleja, un blog con aspecto de página: puede que necesites ayuda en diseño y desarrollo, pero partirás de una herramienta de administración de contenidos y, en el período inmediatamente posterior a su puesta en marcha, de una gran ventaja en posicionamiento en buscadores.
  • Si quieres contar el día a día de tu empresa: un blog. Sin complicaciones.

 

Related Posts

Publicar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *