Sufijos, niveles de dominio y subdominios: vamos al lío

0
Compartir

Sufijos, niveles de dominio y subdominios: vamos al lío

Caso real en Culturatic: una pregunta aparentemente inocente puede dar lugar a media hora de búsquedas y debates de todo un equipo, sobre todo si en ese momento están solo los periodistas y no los desarrolladores. “¿Alguien me explica por qué es necesario comprar varios dominios para un proyecto, y qué diferencia hay entre ellos?”.

Y aquí comienza una pequeña odisea, porque cada uno parece tener clara la respuesta, pero los distintos porqués no solo no coinciden, sino que a menudo son contradictorios. Sobre todo las ‘diferencias’ relacionadas con dominios, subdominios y niveles en los dominios. Incluidas las respuestas que se encuentran en páginas de empresas que hacen desarrollo.

La primera parte de la pregunta es la ‘fácil’: se adquieren varios dominios fundamentalmente por dos motivos: para asegurarte de que alguien llega a tu página aunque no acierte a la primera con tu dominio (culturatic.es, culturatic.com, etc.) o para evitar que alguien utilice tu marca para dar cobijo a contenidos que nada tienen que ver con ella, independientemente de que haya buena o mala fe en esa práctica.

Dominios de primer nivel, segundo nivel, tercer nivel…

La cuestión de los niveles es más espinosa. Una búsqueda arroja resultados tan dispares como que un dominio de primer nivel es el territorial (.es, .fr, .uk, etc.) y los de segundo nivel son los llamados genéricos, que ofrecen pistas sobre el uso del dominio (.com para páginas comerciales, .org para páginas de organizaciones, .net para páginas relacionadas con actividades en Internet…). O, por la forma de explicarlo, lo dan a entender.

Nada más lejos de la realidad. El primer nivel es, simplemente, el sufijo: el .es, .com, .edu… la extensión que va detrás del punto.

¿Cuál es el segundo nivel? El nombre que elegimos más la extensión: mipagina.com, por ejemplo. ¿Qué sería, por tanto, un dominio .com.es, o .net.fr? Son dominios de segundo nivel que dan lugar a nombres de dominio de tercer nivel. Son muy frecuentes en países como México o Argentina, donde es habitual encontrar páginas como www.localhost.net.ar o www.eluniversal.com.mx.

¿Y los subdominios?

Cualquier dominio más allá del primer nivel es un subdominio de otro. Así, culturatic.es (dominio de segundo nivel) sería un subdominio de .es (de primer nivel), y http://estudios.culturatic.es (dominio de tercer nivel) sería un subdominio de culturatic.es.

La principal duda aquí puede venir del hecho de que culturatic.es, o mipagina.es, como poníamos de ejemplo ficticio al principio, son nombres de dominio que adquirimos (o alquilamos, sería más exacto): es el que tramitas a través de Red.es o entidades autorizadas (Arsys, Nominalia, 1and1, Hostalia… hay decenas). Sin embargo, los nombres que anteponemos al nombre de dominio que compramos suelen ser un servicio añadido a la adquisición del nombre, igual que la posibilidad de crear cuentas de correo bajo el nombre de dominio adquirido.

Así, si una entidad tiene servicios adicionales que quiere diferenciar o sucursales que requieren sus propias páginas, puede recurrir a este sistema. La Universidad de Valladolid (www.uva.es), por ejemplo, recurre a ello para ofrecer información específica de sus facultades (http://fyl.uva.es).

A menudo, es posible leer que un subdominio es, por tanto, algo parecido a fyl.uva.es, mientras que un dominio de tercer nivel sería un eventual uva.edu.es. Bueno, pues no: tan subdominio es fyl.uva.es de uva.es como uva.edu.es de .edu.es.

¿Por qué aparecen las www.loquesea.es?

¿Sería entonces www.culturatic.es un dominio de tercer nivel? ¿Qué son las clásicas www que aparecen antes de (casi) todo nombre de dominio? Una mera convención que se empezó a utilizar en los inicios de la World Wide Web. No aportan ninguna información añadida, al contrario de lo que ocurre con http:// o ftp://, indicativos del protocolo que está utilizando esa página y, por tanto, el tipo de servicio de Internet que es.

En resumidas cuentas, y sin tener en cuenta las www, un nombre de dominio tiene tantos niveles como términos entre los puntos. O, dicho de otra forma, siempre un nivel más que el número de puntos del nombre completo.

Sitios en los que encontrar excelente información al respecto son Taller de Internet o la Oficina Española de Patentes y Marcas. También explican muy bien la diferencia entre dominios territoriales y genéricos en Dominios-internet.com y la evolución de los .es en Red.es . No debemos olvidar que hace apenas una década obtener un .es, además de mucho más caro, era mucho más complicado, por lo que los dominios con este sufijo se revistieron de un halo de prestigio del que aún no se han desprendido.

Si aún tienes dudas, los comentarios al post están a tu disposición. 😉

Related Posts

Un comentario

  • avatar
    Carmen
    28 septiembre, 2014

    Muchas gracias por la explicación, había buscado en muchos sitios y resultaba muy confuso.
    Por fín un lugar aclaratorio

Publicar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *