El impacto de los “Partners de Youtube”

0
Compartir

El impacto de los “Partners de Youtube”

¿Cómo logra una persona anónima tener más de 36.000 suscriptores en su canal de Youtube, sólo 2.000 menos que el canal oficial del Fútbol Club Barcelona, que de momento lleva el record de seguidores en nuestro país?

Isabel Llano, conocida en el mundo virtual como isasaweis, ha conseguido en siete meses hacerse famosa en el popular canal Youtube gracias a sus 200 vídeos con consejos de belleza.

Esta ingeniera informática ha logrado en poco tiempo superar en número de suscriptores a marcas y  personajes públicos relacionados con el mundo de la moda y la belleza, como el canal oficial de Adolfo Domínguez, que cuenta tan sólo con 3 suscriptores; la marca de cosméticos L´Oréal, que tiene 461 suscriptores, e incluso ha superado a la ahora tan de moda Carmen Lomana, que cuenta con apenas 115 suscriptores en su canal.

Esta no es la primera vez que una persona desconocida consigue atraer más gente a su canal que una empresa o una marca completamente consolidada.

EL caso más representativo es el de Lauren Luke, una británica conocida como panacea81 en Internet, que desde el año 2007 ha alcanzado los 405.000 seguidores gracias a sus consejos de belleza, un número que ya le gustaría conseguir al canal de la firma MaxFactor de su país, que actualmente tiene poco más de 1.100 seguidores.

Pero el mundo de la moda y la belleza no es el único al que ha llegado este fenómeno. La literatura, la música e incluso el mundo del espectáculo tienen a sus pequeñas estrellas en la red social Youtube.

MysteryGitarMan, cuyo nombre real es Joe Penna, con sus vídeos musicales ha conseguido más de un millón de seguidores, una cifra muchísimo más alta que los 75.000 seguidores de Madonna.


Otro caso es el de los sketchs del usuario Daneboe, el creador de Annoying Orange, una naranja que todos los viernes aparece en Youtube con el único propósito de molestar a otras frutas. Annoying Orange también ha conseguido superar el millón se suscriptores.

Todas estas personas son ahora conocidas como Partners de Youtube y tienen la posibilidad de obtener ingresos a través de su canal, mostrar sus vídeos en una mejor resolución y además personalizar sus canales con herramientas a las que lo usuarios normales no pueden acceder.

Ahora cada vez más gente anónima se anima a subir sus propios videoblogs con todo tipo de temáticas, desde consejos de belleza hasta críticas literarias. Youtube también se ha convertido en la oportunidad para muchos músicos y cantautores hasta el momento desconocidos.

Pero la pregunta es ¿cómo estas personas han logrado superar en su propio terreno a personajes públicos y marcas populares y consolidadas? ¿No están aprovechando las empresas las posibilidades que ofrecen las redes sociales en Internet? ¿O es el público de la Red quién rechaza los antiguos iconos y busca caras nuevas? Las preguntas están en el aire, pero todas las posibles respuestas parece que pasan por el concepto de elaborar contenidos propios y de calidad, evitando el material copiado de otros medios digitales, y con una información enfocada a las necesidades del destinatario.

Related Posts

2 Comentarios

  • avatar
    Pensón
    26 agosto, 2010

  • avatar
    culturatic Marketing_Cultural
    26 agosto, 2010

Publicar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *