Los primeros 'im-perdibles' de la historia

0
Compartir

Los primeros 'im-perdibles' de la historia

Hoy en día se nace con el smartphone debajo del brazo, conocemos el último móvil que ha salido al mercado, el mejor reproductor de música, el teléfono más moderno con diseño vanguardista, pero todos estos aparatos electrónicos tuvieron un comienzo. Esa primera versión, padre de todas las demás, desde la que se avanzó progresivamente hasta llegar a lo que son hoy. Comencemos con el primer reproductor de música, muy alejado de esas gramolas de los años 50 que todos conocemos. Constaba de cuatro tubos semejantes a un estetoscopio, que estaban conectados a un fonógrafo eléctrico Edison Clase M dentro de una caja de madera. Cada uno de los tubos funcionaba individualmente al insertar una moneda, por lo que cuatro personas podían escuchar la música de forma simultánea. Wurlitzer es su nombre y ha cumplido 124 años.

A comienzos del siglo XIX, cuando se quería inmortalizar un momento, no se hacía con los móviles ni con ultramodernas cámaras Canon o Nikon. La primera cámara y la primera fotografía de la historia, obras del que se consideró padre de este arte, Joseph Nicéphore Niépce, las tienes aquí.

Y de la primera cámara fotográfica de la historia a la primera cámara digital. El primer modelo que se comercializó fue la Dycam Model 1 en 1990. Como curiosidad, pesaba 3,6 Kg, sólo podía hacer fotografías en blanco y negro y tenía un resolución de apenas 0,01 megapíxeles.

Para que hoy podamos comunicarnos a través del teléfono, ya sea fijo o móvil, hubo un día en el que Alexander Graham Bell inventó este aparato. Sí que es cierto que hay varias teorías acerca de que no fue él el verdadero creador. Pero al margen de ese tema, aquí os mostramos el que fue el primer teléfono del que tenemos constancia.

Hemos encontrado el primer móvil de la historia, que era un “poco” más grande que los actuales. Se creó hace más de 100 años por un electricista llamado Nathan Stubblefield, quien murió olvidado y pobre sin saber el alcance de su idea. Tuvimos que esperar hasta 1983 para poder ver comercializado el primer teléfono móvil: un Motorola DynaTAC 8000X.

Y, si nos detenemos en las cámaras de vídeo, hemos descubierto la primera cámara espía. Data de 1886, y fue fabricada por J. Lancaster & Son, que patentó y comercializó un modelo de reloj que incorporaba este tipo de dispositivo.

Related Posts

Publicar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *