Mi reino por un clic

0
Compartir

Mi reino por un clic

Decidieron escribir un artículo sobre el clickbait y no sabrás lo que ocurrió a continuación.

De acuerdo. Como arranque de un texto que hablará de esta estrategia que busca captar la atención del lector y, como consecuencia, el ‘clic’ en el enlace correspondiente, este es poco original, lo reconocemos.

Se ha convertido en algo habitual del paisaje de blogs y redes sociales. No es difícil toparse con uno de esos titulares entre lo misterioso, lo sensacionalista y lo directamente falso a los que, sin embargo, resulta complicado abstraerse y no pinchar para conocer más sobre la historia que nos promete. ¿Salta de un edificio y entonces qué? ¿Utiliza el teléfono móvil de su novia y qué ocurre? Acude a un encuentro de antiguos alumnos, ¿y luego qué?

La senda que se han encargado de pisar hasta la extenuación desde BuzzFeed y medios similares está ya tan trillada que incluso los medios más generalistas, más convencionales y supuestamente más serios han sucumbido a la estrategia. La lucha por conseguir visitas en Internet es a muerte, y casi nadie se libra ya de esta deriva amarillista para unos, legítima y creativa para otros que parece no tener fin.

Mientras esa lucha continúe, ese imaginativo y sensacionalista clickbait seguirá creciendo, pese a que Facebook, por ejemplo, haya anunciado que cambiará su algoritmo para luchar contra esta práctica. Son muchos los que la consideran poco menos que la encarnación del mal desde un punto de vista periodístico. Y otros los que, pese a todo, no dejan de verle sus puntos a favor. ¿Dónde os situáis vosotros?

Related Posts

Publicar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *