Alguien te está espiando. ¿Será Google?

0
Compartir

Alguien te está espiando. ¿Será Google?

Mujer, 35 años, empleada bodeguera  y le interesa viajar. Hombre, 55 años, profesor universitario en la Universidad de Valladolid, le interesan los libros.  No es tan difícil describir el perfil a través de la pantalla de un ordenador gracias a Google. Un servicio gratuito y con una gran gama de productos como Gmail o Google Maps, entre infinidad de otros.

Google actúa mediante un contrato no escrito por el que nos ofrece sus servicios completamente gratis y nosotros a cambio recibimos publicidad especializada sobre nuestros intereses, exactamente igual que ocurre con el resto de los medios audiovisuales. Con la excepción de que los anuncios están personalizados. ¿Por qué Google sabe nuestros intereses?

Primero vamos a ponernos en antecedentes retrocediendo a 2009 cuando Google sin consultarnos cambió la lógica de la World Wide Web para hacerlo más personalizado. La RSS fue el primer paso pero con la Web 2.0 se va mucho más lejos.

Si atendemos al ejemplo del principio y ambos ponen la palabra uva en el buscador, a la mujer le aparecerán blogs de viticultura, manuales de cultivo de la vid, foros de enología, etc; a su vez al hombre le mostrará páginas sobre conferencias de la Universidad de Valladolid, horarios de facultades, oferta educativa…

Todo esto ocurre porque cada vez que entramos en una página web, llegan a nuestro ordenador una serie de cookies (término informático relacionado con la información que guarda un servidor sobre un usuario en su equipo). Más adelante hablaremos de ellas.

Bussines Insider ha publicado el tipo de información que Google selecciona y cómo puedes evitarlo. 

En primer lugar debes dirigirte a este enlace para comenzar la experiencia de Google. https://myaccount.google.com/intro/privacy. Una vez estés en él entra con tu usuario y contraseña, iniciada la sesión  ve a la parte superior izquierda donde se despliega un panel de iconos de los servicios que ofrece Google y pincha en Mi Cuenta. Y aparecerá una pantalla como esta que te mostramos.

mi cuenta google

En esa página encontrarás un enlace para acceder a la Configuración de Anuncios. Si pinchas en Administrar la configuración de anuncios te aparece un panel de intereses que puedes seleccionar o añadir incluso nuevos. Finalmente Google ha diseñado una personalidad para ti que tú mismo puedes variar si sigues estos pasos. Pero cuidado. Si no eres tú quien controle a Google, será Google quien te controle a ti.

Retomando el término de cookies, simplemente lo que Google hace es  a través de ellas es llevar el control de usuarios: cuando un usuario introduce su nombre de usuario y contraseña, se almacena una cookie para que no tenga que estar introduciéndolas para cada página del servidor. Sin embargo, una cookie no identifica a una persona, sino a una combinación de computador-navegador-usuario. Consigue información sobre los hábitos de navegación del usuario, e intentos de spyware (programas espía), por parte de agencias de publicidad y otros. Esto puede causar problemas de privacidad y es una de las razones por la que las cookies tienen sus detractores.

Pero si eres una persona celosa de tu intimidad te proponemos otras alternativas a Google como pueden ser los servicios VNP como TunnelBear. O HideMan entre otras y  las web Proxy para ocultar el IP. También existen proyectos para evitar la censura en Internet como freeNet y Yacy. Si quieres saber más información de cómo funcionan estas otras alternativas puedes consultarlo en programas, servicios VPN y otras opciones para navegar de forma anónima en Internet.

Related Posts

Publicar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *