Cinco aplicaciones para demostrar nuestro amor al arte

0
Compartir

Cinco aplicaciones para demostrar nuestro amor al arte

Tener las grandes pinacotecas del mundo en la palma de la mano, afrontar una exposición de manera activa y participativa o emular a grandes artistas con herramientas que encauzan nuestra creatividad son realidades a las que dan acceso las aplicaciones que los museos han adoptado ya como instrumentos cotidianos y necesarios. Uno de los últimos en dar el paso hacia este territorio digital es el Museo del Prado, que hace apenas un mes, en abril de 2013, presentaba su primera aplicación oficial, una guía para iPad que recoge 400 obras fundamentales de las que acoge este templo del arte. Esta selección está presentada de manera cronológica y permite acercarse a las grandes escuelas, de la española a la holandesa, de la flamenca a la italiana, y conocer mejor los nombres más significativos de cada una de ellas, como Velázquez, Rubens o Tiziano.

La colección de arte del Banco Interamericano de Desarrollo también ha vivido recientemente su paso al iPad, lo que ha dado como resultado, en la práctica, la creación de un verdadero museo virtual especializado en arte iberoamericano y gratuito para todos los usuarios. La aplicación permite estudiar 300 obras de más de 30 países, entre las que se encuentran trabaos de Antonio Gaudí, Diego Rivera o Andy Warhol.

Precisamente este último cuenta con una aplicación propia promovida por el museo de su ciudad natal, Pittsburgh, dedicado a su arte. La herramienta permite crear obras con el sello inconfundible del genio del pop-art y compartirlas en la Red. Una fotografía, unos filtros con los elementos clásicos de Warhol y en unos segundos la aplicación sirve un retrato que podría haber firmado el artista americano. O casi.

Vincent van Gogh es el protagonista de esta otra de estas herramientas que invita a su usuario a interactuar con las obras, a mover sus elementos, a jugar con las figuras del pintor impresionista. Y, con un enfoque también lúdico y participativo, aunque sin esconder su componente divulgativo, es la aplicación que el Museo Británico preparó con motivo de una exposición dedicada al Libro de los Muertos del Antiguo Egipto.

Related Posts

Publicar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *