Juegos en Google+

0
Compartir

Juegos en Google+

Una de las novedades más coreadas de Google+ durante agosto, a dos meses de su creación, es la inclusión de juegos directamente extraídos de algunos de los mayores éxitos de público en Facebook, tanto por usuarios mensuales como por críticas. De momento hasta dieciséis aplicaciones forman parte de la nueva red social, con resultados muy desiguales y ciertas lacras insalvables (al menos por el momento).
El principal escollo es que casi todos los juegos (que aportan pocas o ninguna innovación con respecto a su homólogo en la red social de Zuckerberg) se basan en conseguir más y más experiencia (o puntos, o fichas, o nivel, o stamina). En una red social como Facebook, que lleva operativa desde 2007, los usuarios jugones más fieles a su “combustible” habitual ostentan unos niveles o unas puntuaciones fruto de horas y horas frente a la pantalla del ordenador. Al llegar a Google+ la mayoría de ellos que pretendan reengancharse a su aplicación favorita comprobarán, no sin cierta desilusión, que les toca empezar desde cero de nuevo, lo que resulta contraproducente para la propia aplicación y para la red social. No es de extrañar que la mayoría de estos juegos (insistimos, no todos se basan en acumular experiencia o nivel, y ese puede ser el punto fuerte para jugar en Google+) terminen con un número de usuarios mensuales sensiblemente menor que los de Facebook.
No obstante, lo positivo de las aplicaciones en Google+ es que los contactos de los círculos del usuario jugón no se ven bombardeados por las molestas publicaciones de ‘Samuel ha estado jugando a esto’ y similares, sin duda todo un acierto que elimina el “ruido” de los muros de los usuarios y permite a cada uno jugar en la intimidad de su propia red.
A continuación os ofrecemos un somero análisis de los juegos de Google+, para que sepáis las aplicaciones a las que Culturatic os recomienda jugar.
Nos han dejado fríos:
Edgeworld
Edgeworld se levanta sobre un planeta futurista y se enfoca hacia la construcción propia de un imperio galáctico en el que entramos en lucha con otras razas extraterrestres. Pese a que se podría haber perfilado como un interesante juego de estrategia al más puro estilo Imperivm o Commandos, lo más importante no será el ataque sino una buena defensa; posicionar torretas poderosas y resistir ataques, y llevar fuertes tropas de ataque a fortalezas enemigas celosamente defendidas. Un prescindible juego de estrategia por turnos sutil, con nombres de razas y planetas intercambiables con otros productos galácticos de menos calado y claramente inspirados en las célebres sagas de Star Wars y Star Trek.
El detalle: hará las delicias de conformistas de los juegos de estrategia por turnos.

La pega: una nula trama de fondo (el juego se basa en atacar y defender) disminuye notablemente el interés desde el principio.
Monster World
Esta suerte de Farmville con monstruitos a lo Tamagotchi como protagonistas es la base para un producto muy enfocado a un público con una edad que en otras redes sociales les impediría registrarse. Monster World se apoya demasiado en la simpatía que los bonachones ogros deben despertar en los usuarios, añadiendo poco más a su factura técnica o a su jugabilidad. Recomendado para padres de familia con hijos avezados en el uso de juegos interactivos.
El detalle: reduce (y mucho) el tiempo de cosecha con respecto al célebre Farmville.
La pega: numerosos errores de software que impiden en ocasiones que el juego cargue en su totalidad, y el título, que resulta engañoso para un juego en exceso orientado al público infantil.

City of Wonder

 


Un juego más de creación de ciudades, esta vez más asentado en el mundo real y en eras pasadas. Jugando a City of Wonder es inevitable acordarnos de los entrañables Townsmen, y la principal lacra de este juego radica en que no tenemos diminutos personajes encantadores, simplemente la opción de crear más edificios y optimizar recursos para conseguir una aldea progresivamente más eficiente y poderosa. Ideal para completistas de los juegos de mantenimiento de civilizaciones.
El detalle: los gráficos son bastante decentes, y el tiempo de carga resulta relativamente rápido para un juego de no poca complejidad.
La pega: el difícil control de todos los recursos, acrecentado por no contar con una versión en idioma español para una aplicación que emplea términos de un vocabulario muy acotado (aserradero, cantera…)
Dragons of Atlantis
Si Edgeworld se enfoca hacia la conquista del imperio galáctico y City of Wonder hacia el progreso histórico de las distintas civilizaciones mundiales, Dragons of Atlantis bebe de la fantasía que popularizara Tolkien con cuatro razas que aspiran a dominar su Tierra particular basándose en el dominio de los dragones. Huyendo de los términos elfos, ogros y similares; Dragons of Atlantis inventa civilizaciones nuevas para contar la historia de siempre resuelta con los procedimientos habituales. Adecuado para aquellos que no hayan descubierto antes juegos de factura técnica y argumental similar.
El detalle: la posibilidad de elegir desde el principio la raza con la que uno quiere luchar, aparte de añadir el nombre del jugador (el resto de juegos toman el nombre de usuario de Google+) y el de la ciudad que vamos a construir.
La pega: el tiempo de espera para la construcción de edificios es el más prolongado de lejos.
Bejeweled Blitz
La hazaña de conseguir llevar uno de los juegos de mayor éxito en Facebook a Google+ no le ha salido del todo bien a la nueva red social. Pese a que solventa el tema de las puntuaciones (Bejeweled Blitz reinicia los puntos todos los martes por la tarde) y que bebe del modo de juego Blitz, el idóneo para la gente que le apetece desconectar un rato jugando en su red social a conseguir el máximo número de puntos posibles en 60 segundos y no pasarse horas cultivando su huerto, numerosos defectos de base (entre ellos, errores recurrentes del propio juego que impiden guardar la puntuación tras una buena partida) impiden que Bejeweled Blitz en Google+ cuaje con la solidez merecida. Una magnífica oportunidad desaprovechada, pero con escollos que estamos a tiempo de salvar.
El detalle: conserva los geniales efectos sonoros de juego que Bejeweled Blitz tenía en Facebook.
La pega: desaparecen las gemas de poder que esporádicamente incluyen piezas especiales al principio de la partida.
Ni fú ni fa:
Texas Hold’em Poker
La modalidad de juego de póker más extendida a nivel mundial, el mayor acierto de Texas Hold’em Poker radica en que aporta de primeras a Google+ todos los detalles y los gadgets que ha ido incorporando poco a poco a Facebook, algo que siempre es de agradecer. Sin embargo, el hecho de que nos toque empezar de nuevo con cero fichas si en Facebook hemos llegado al codiciado millón (o más…) echa para atrás, y mucho. Es comprensible que Google+ no recoja los mismos datos de su rival directa, pero al tratar de competir con ésta usando los mismos juegos se limita, sin saberlo, la efectividad final. Aconsejable para recién llegados a las redes sociales.
El detalle: poder jugar con usuarios de todo el mundo sin tener que añadirlos a nuestros círculos.
La pega: es más difícil distinguir a los jugadores expertos cuando todos los usuarios empiezan de nuevo desde el nivel 1.
Crime City
Evidentemente imbuido de los productos GTA, este juego sigue fielmente el esquema milimétricamente trazado por la celebérrima saga de matón de tres al cuarto que debe labrarse una posición y una fama adquiriendo más dinero, más locales y más prestigio a través de palizas, robos y delitos varios. Ideal para los que les gusta sentirse “malos” cuando juegan.
El detalle: en realidad es un producto más de creación de un imperio (en este caso, mafioso), pero tan convenientemente disfrazado que resulta disfrutable y no nos suena a ‘ya visto’.
La pega: suaviza el componente de violencia con respecto a la saga en la que se inspira, detalle que puede ser adverso para el público al que está más orientado este juego.

Dragon Age Legends

 


Otro juego de estrategia por turnos, más elaborado en su historia de base y en su apartado gráfico, con el clásico esquema medieval de elegir entre un caballero, un arquero o un mago y empezar como el joven aprendiz para terminar siendo un poderoso guerrero, con los dragones esta vez como enemigos y adquiriendo fuerza, habilidades y experiencia a lo largo de distintas (y progresivamente dificultosas) escaramuzas. Además, contamos con una casa de reposo que nos irá proporcionando pociones de salud y demás mejoras para nuestro aguerrido héroe.
El detalle: el vídeo inicial, lo nunca visto en un juego para redes sociales.
La pega: sólo para incondicionales de los juegos de estrategia por turnos. Además, el usuario puede confundir su nombre fácilmente con el de Dragons of Atlantis.

Bubble Island

 


Reciclado del Puzzle Bubble, que sustituye a los reverdecidos dinosaurios por un simpático mapache, Bubble Island se perfila como un interesante juego de derribar burbujas utilizando la inclinación de nuestro disparador y eliminando bolas de un mismo color. Pasearemos por distintas islas hasta llegar al volcán clave, con puzles de dificultad cada vez mayor y más variedad de bolas. El juego perfecto para personas con pulso firme.
El detalle: Facebook ha cambiado recientemente su Bubble Island y lo ha convertido en modo Blitz. La primera versión (que rescata Google+) es mucho más disfrutable en todos los sentidos.
La pega: al igual que Bejeweled y los otros dos juegos de la compañía Wooga (Diamond Dash y Monster World) falla cada cierto tiempo y nunca se sabe cuándo nos va a dejar jugar.
Diamond Dash
Diamond Dash ha conseguido en Google+ lo que no consiguió en Facebook: superar a Bejeweled Blitz. Ambos juegos son esencialmente el mismo; pero si en Bejeweled tenemos que eliminar a las joyas que caen alineándolas horizontal o verticalmente, en Diamond Dash hay que eliminar bloques de tres o más piezas de idéntico color, siempre intentando conseguir la máxima puntuación en sesenta segundos. Perfecto para usuarios con mucho trabajo y que disfrutan jugando muy de vez en cuando.
El detalle: es un juego sin pretensiones, modesto y que ofrece exactamente lo que promete.
La pega: no resiste la comparativa entre Bejeweled o el muy superior Collapse! Blast
Notaza:


Collapse! Blast

 


Una aplicación mucho más simple que Diamond Dash, y por ello mucho más efectiva. El mecanismo de juego es exactamente el mismo (eliminar tres o más bloques de un mismo color), pero con muy poco tiempo para intentar eliminar el mayor número de piezas posible: no tenemos una pantalla llena de bolas, sino un conjunto de filas que, como un Tetris al revés, van subiendo conforme avanza el tiempo. El objetivo consiste en que al término del tiempo en pantalla queden el mínimo número de piezas posible. El mejor juego para hacer trabajar la cabeza en tiempo récord.
El detalle: su simpleza gráfica no significa pobreza de medios. Los detalles son los mínimos imprescindibles para que el jugador se concentre en la estrategia en sí, que es lo que realmente importa.
La pega: que incluya un apartado para subir de nivel conforme a los puntos y la experiencia, que echa para atrás a los usuarios que desemboquen de Facebook.
Wild Ones
Un juego que remite a los inolvidables e insustituibles Worms, pero que cuenta con distintos animales (perros, canguros, koalas, gatos) que en su furia guerrera resultan simpáticamente gamberros. Conforme avancemos contaremos con nuevas armas y distintos animales a desbloquear. Un juego delicioso rematado por una banda sonora increíblemente divertida. No saldrán decepcionados ni los fans más acérrimos de los belicosos gusanitos.
El detalle: el control de nuestro animal guerrero (con el ratón) es tan sencillo como estimulante.
La pega: depende demasiado del modo multijugador.

Flood-it!

 


Otro de los juegos desarmantemente simples de Google+, que consiste en dejar un cuadro de colores en uno solo mediante una paleta con seis opciones y que se irá extendiendo desde la esquina superior izquierda asumiendo los colores colindantes. Un juego que casi resulta un vicio, apto para todos los públicos y con una rejugabilidad tan inmensa como intensa.
El detalle: incluye un apartado de estadísticas de victorias y derrota. Está en español.
La pega: solo tiene un modo de juego, mientras que su homólogo en Facebook permite variar el tamaño del cuadro.
Zombie Lane
Zombie Lane recoge lo mejor de Farmville y del curioso Journey of Moses, con una historia base asumidamente tópica (un holocausto zombi) con una genial banda sonora y un mecanismo de juego consistente en machacar zombis con la pala o la escopeta y realizar tareas tan absurdas como buscar al perro o arreglar la casa a la espera de que llegue nuestra pareja, todo esto mientras los muertos vivientes se empeñan en dificultarnos la tarea de escarbar entre los escombros para conseguir más dinero o ladrillos para nuestra casa. Pretendidamente autoparódico, para los que les gusta jugar con una sonrisa en la cara.
El detalle: sus personajes (vivientes o no) son puros estereotipos, que añaden más gracia al conjunto (si cabe).
La pega: El juego es tan adictivo que los usuarios tendrán siempre la sensación de que la energía de su héroe se termina siempre demasiado rápido.
Sudoku
El Sudoku de Google+ es el único juego que no se inspira directamente en ninguno creado antes por Facebook. Al igual que Flood-it! también está en español, y propone cuatro grados de dificultad de Sudoku para pasar el rato ante la pantalla resolviéndolo del mismo modo que lo haríamos en el periódico. Para amantes del popular puzle japonés.
El detalle: no incluye aspavientos de ningún tipo como el resto de Sudokus en Facebook. No hay experiencia, no hay niveles, ni modo contrarreloj ni Monedas Sudoku. Es simplemente el puzle de acuerdo a un nivel de experiencia previamente escogido por el usuario.
La pega: puede resultar incómodo para los habituados a resolver el sudoku en papel pasarse los minutos frente a la pantalla, en especial para los sudokus más difíciles.
Angry Birds
Angry Birds recoge al detalle los puntos que caracterizan el popular juego para dispositivos de pequeña pantalla con idéntico (e inmejorable) resultado. Previamente Facebook lo había intentado, pero su versión llena de “bugs” dejaba mucho que desear, gracias a lo cual Google+ se erige como clara vencedora en esta pugna en concreto y revela a Angry Birds como su punto fuerte en el apartado jugable.
El detalle: es tremendamente adictivo, inmejorable en su aspecto gráfico y sonoro, historia simple de base pero no pobre, y un largo etcétera.
La pega: no se “moja” ni añade nada nuevo a un producto que, de todas formas, funciona perfectamente tal y como está.

Related Posts

Publicar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *