Un panorama internacional plagado de oportunidades para el vino

0
Compartir

Un panorama internacional plagado de oportunidades para el vino

Juan Carlos de Margarida, decano del Colegio de Economistas de Valladolid, ha sido esta tarde (8 de abril de 2011) el protagonista de la conferencia de cierre del I Foro Economía y Sociedad ‘El Vino y su Universo’, organizado precisamente por Ecova.
De Margarida ha ofrecido un panorama muy definido del comercio del vino en el ámbito internacional. Algunos de los datos más llamativos han sido los ya anunciados en la mesa de la sesión matutina, que España es competitiva por sus precios, no por la calidad, u otros tal vez evidentes para los expertos del sector, pero no para el público general, como que Europa compra vino a granel de España, de gran calidad, al que luego pone sus etiquetas, aunque no lo hayan producido en esos lugares. Esa práctica afecta al 46 por ciento de las exportaciones españolas (que son a granel). Es decir, a 813 millones de litros, que se venden etiquetados con otras DO.
España es el país del mundo con mayor superficie de viñedo, pero debe arrancar viñas debido a que no hay un ajuste entre la oferta y demanda, apunta el decano. 
En cuanto a las ventas, los grandes beneficiados del consumo del vino son las grandes superficies, ya que es el ámbito doméstico en el que se ve un incremento de ese consumo. Además, dado que en el ‘súper’ el precio es muy inferior al de la misma botella en un restaurante, el comprador desembolsa la misma cantidad, pero obtiene el doble de producto. 
Hay un mercado de 103 millones de consumidores que no beben vino español, lo que supone una clara oportunidad de negocio. Eso, siempre que se empieza a vender calidad, algo que, según ha explicado varias De Margarida en su ponencia, se relega a un segundo plano en favor de obtener competitividad vía bajada de precios. Y esto último supone que aunque aumente el volumen de litros exportados, no aumenta proporcionalmente el volumen de ingresos por esas ventas.
En cada país, además, los criterios son diferentes a la hora de empezar a comprar un vino. Si en Estados unidos el criterio fundamental es el tipo de uva y el tercero la marca, en lugares como Reino Unido la recomendación de un prescriptor es el primer factor de decisión. Eso no lleva sino a una conclusión clara: las campañas y acciones promocionales no pueden ser universales.
Para De Margarida, las acciones clave pasan por promocionar los vinos utilizando tanto los medios tradicionales (prensa, relaciones públicas, etc.) como las tecnologías 2.0 (blogs, redes sociales, etc.). Eso sí, a cada uno en su lenguaje. 
La competitividad pasa por la innovación tecnológica: es necesario realizar un elevado esfuerzo en I+D+i, potenciar el enoturismo e, incluso, utilizarlo como canal de distribución y de comunicación. En cualquier caso , es clave el término innovación disruptiva: “No se trata de hacer algo distinto, sino algo que nadie haya hecho”. 
El desarrollo de la TIC es esencial, afirma el decano presidente: pero algunas tareas deben estar automatizadas, el posicionamiento web es fundamental y el desarrollo de las redes sociales ocupa un lugar predominante.

Related Posts

Publicar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *