La biblioteca virtual

0
Compartir

La biblioteca virtual

Random House Mondadori, Planeta, Santillana, Roca Editorial, Grup 62, SM y Wolters Kluwer son los siete grupos editoriales, que se dieron cita en Madrid el pasado miércoles, 9 de junio de 2010, para dar forma al proyecto “Libranda”. Se trata de una plataforma que pretende unir el sector editorial en la Red para dar respuesta a la creciente demanda online y la distribución de las obras literarias.

“Es una plataforma neutral y abierta al mundo de la distribución”, comentó su directora general,  Arantza Larrauri, “y no será una tienda online”. Libranda funcionará como intermediaria para dar cobertura a la distribución y almacenaje de obras que las tiendas online ofrecen en todo el mundo (Eci, Fnac, Bubok…)

La plataforma trata de arrancar el 15 de julio con unos 2.000 títulos proporcionados por 10 editoriales a través de entre 5 a 8 tiendas online, y el 15 de septiembre con el triple de tiendas hasta llegar a los 10.000 títulos para fin de año.

El proyecto plantea dudas en cuanto al formato y el precio de los productos. Según afirman los promotores, quieren adelantarse a la piratería con un “control muy laxo” del DRM (Digital Rights Management) de ACS4 de Adobe, una tecnología anticopia que protege los archivos, y que sólo permitirá la copia de una obra hasta un total de 12 veces, seis en un ordenador y seis en un dispositivo móvil.


Gestión de derechos digitales o DRM es una tecnología de control de acceso usada por editoriales y derechos de autor para limitar el uso de medios y dispositivos digitales.

¿Problemas del DRM? Las complicaciones con el formato abierto EPUB (Electronic publication), impulsado por Google, que poco a poco se está convirtiendo en el formato universal para los libros digitales. Sin embargo, dispositivos como el Amazon Kindle (uno de los más extendidos del mundo) necesitan transformar los archivos con los que opera, pues el dispositivo no acepta el formato EPUB, a causa del DRM será imposible desproteger esos archivos para transformarlos.

Eso plantea la siguiente pregunta: ¿el DRM supondrá un traba para dispositivos que no utilicen EPUB pero que sí pueden transformar los archivos para su visionado? La respuesta es sí, y esa será la batalla que se librará en este campo.

Por otro lado, el precio bajará entre el 20 por ciento y el 30 por ciento en relación con el formato de papel y  viene acompañado de la subida del IVA del 16 por ciento al 18 por ciento (los libros en papel pagan el 4 por ciento). Francisco Cuadrado, de Santillana, insistió en que “el IVA es clave para evitar la piratería”.

Otra cuestión es la que plantean modelos establecidos y más sencillos como el de Amazon  o el de Apple a la hora de vender libros. Con la plataforma Libranda, el usuario que quiera comprar un libro tendrá que pasar la información a la plataforma y ésta al Datawarehouse (almacen de datos). Acto seguido, Libranda suministrará a la tienda online el link de descarga del libro y el email del comprador. Por último, la tienda enviará al comprador el link y se efectuará la operación.


Amazon está considerada la primera librería virtual del mundo y una de las mejores tienda online del catálogo de Internet.

Todo ese complejo proceso se enfrenta a la sencillez con la que trabajan tiendas como Amazon en la que el usuario hace clic y puede descargar directamente la obra en su PC o lector. Segundo, la rebaja que propone Libranda frente al libro tradicional no va a ser mas de un 30 por ciento, pero la diferencia entre un libro físico en Amazon y en versión electrónica puede ser de unos 15 dólares la version impresa y unos 5 dólares la de ebook.

Conclusión, la idea de las editoriales españoles de aglutinarse en una plataforma en torno al formato EPUB es un paso decisivo, ya que es un formato para todos y que muy pronto será el MP3 del libro. Pero siempre estará presente el problema de otras compañías que ofrecerán mejores servicios y sin incluir esa tecnología anticopia que puede tirar por los suelos el formato universal, y todo en nombre de la lucha contra la piratería. Veremos cómo se desarrolla el asunto.

Related Posts

Los comentarios están deshabitados