Encaja 400, Redlato y jornada e-book, experiencias para repetir

0
Compartir

Encaja 400, Redlato y jornada e-book, experiencias para repetir

Como sabéis quienes seguís habitualmente este blog, durante la 43ª Feria del Libro de Valladolid-Encuentro en Castilla y León Culturatic ha estado haciendo algunas tareas: labores de gabinete de prensa o la actualización de la página web, cometido ambos  de los que ya nos ocupamos en la FLV el año pasado.

En 2010, además, hemos hecho otras cosillas de las que nos gustaría ir dando cuenta en este blog en los próximos días. Una de ellas ha sido la organización de una jornada monográfica dedicada al e-book en la que han participado representantes de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Santillana, Grammata, Google Books&News y Vocento. Muy interesante. Os la iremos contando.

Otra, la coordinación de dos iniciativas literarias: el proyecto de creación de un relato participativo (sí, la historia en 33 capítulos de nuestro querido Durruti) y el concurso Enjaca 400. Consistía en proponer un relato en unos 420 caracteres, los que caben en la caja de Facebook, a partir de tres palabras propuestas. Las palabras eran rojo, hereje/herejía y rata/ratas. Hemos recibido propuestas que nos han dejado con la boca abierta (por buenas, claro está). Aquí os pegamos la ganadora, de Isidro Catela. Podéis verlas todas en la página de Facebook Encaja 400. Podéis acceder a ella poniéndolo en el buscador de Facebook o bien directamente desde http://redlato.ferialibrovalladolid.es.

Aquí va el relato ganador de Encaja 400:


DIARIO DE UN BOMBERO EN HAITÍ -de Isidro Catela-
                                                                      
Dicen en la tele que Puerto Príncipe es un cementerio, bajo un atardecer rojo y perenne. Sostienen que la calle es de las ratas, que la esperanza es herejía. Se equivocan. Esta mañana, entre los escombros de la Biblioteca Nacional, hemos rescatado a una muchacha color ceniza. Estaba viva. Llevaba en las manos un ejemplar de Alicia en el país de las maravillas. “Creo que me caí rodando por un agujero”, nos dijo cuando la sacábamos en camilla.

Related Posts

Publicar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *