El cine español vuelve a respirar tranquilo

0
Compartir

El cine español vuelve a respirar tranquilo

Tras unos meses de intranquilidad en la industria cinematográfica nacional, la reciente decisión de la Comisión Europea de aprobar el sistema de ayudas al cine español ha reconducido las revueltas aguas a su cauce. Las autoridades comunitarias han dado plena validez a la orden ministerial de octubre pasado que había quedado en suspenso tras el recurso de un grupo de cineastas que se oponían a la medida. Estos profesionales consideraban que el nuevo ordenamiento propuesto por el Ministerio de Cultura favorecía de manera excesiva a las grandes producciones y discriminaba los proyectos de menor presupuesto.

Alrededor de una veintena de proyectos habían quedado afectados por el parón de las ayudas que ahora han sido ratificadas desde Bruselas. En su decisión, constatan que las ayudas al cine español se ajustan a la legislación de la Unión Europea. Entre las novedades que contempla el nuevo marco se encuentra la de valorar a la hora de conceder las ayudas automáticas que reciben las películas no sólo su coste, como hasta ahora, sino su presencia en festivales o los premios que consigan en su trayectoria.

La polémica generada por el recurso a las ayudas y el nuevo sistema acordado plantea de nuevo el debate que arrastra tras de sí el cine y que nace de su difusa naturaleza. ¿Es una industria que debe apostar por proyectos rentables o un valor cultural de un determinado territorio que no debe obsesionarse por la cuenta de resultados? En esa doble vertiente nace el eterno problema que surge a la hora de conceder subvenciones públicas a la producción, y del que este episodio no es sino otro eslabón más de una larguísima cadena.

Related Posts

Publicar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *